Leeuwenhoek and Microscopic Life

Leeuwenhoek and Microscopic Life


Los microbios están en nuestro interior, encima de nosotros, y a nuestro alrededor. Tienen muchas funciones: pueden causar degradación en materiales, fermentar azúcar para hacer vino, y producir antibióticos. Pero, ¿sabías que quien descubrió los microbios no fue un científico? Fue un mercader de telas. Los mercaderes de telas usaban lupas para inspeccionar la calidad de los tejidos. Antonie van Leeuwenhoek fue uno de estos mercaderes que, descontento con esas lentes, aprendió a fabricar vidrio. Creó esferas de cristal muy pequeñas y de gran calidad, que podían ampliar objetos hasta 270 veces. Sus microscopios medían menos de 5cm, y se usaban poniendo el ojo cerca de la lente y mirando a una muestra suspendida en un alfiler. Como buen mercader, sabía que debía ocultar sus microscopios, aunque eso no sería posible para siempre. Van Leeuwenhoek era un hombre curioso, así que empezó a analizar todo lo que podía. Envió sus descubrimientos sobre moho, piojos y abejas a la Royal Society en Londres, que ya habían visto trabajos parecidos. Sin embargo, su siguiente descubrimiento hizo que los científicos cuestionaran su credibilidad, ya que era algo que no habían visto nunca. Van Leeuwenhoek había encontrado una infinidad de pequeños animales en agua de un estanque, a los que llamó “animálculos”. Hoy en día se les conoce como microbios. Esta fue la primera observación de organismos unicelulares, ¡normal que la Royal Society no se fiara! Van Leeuwenhoek se vio obligado a enseñar sus microscopios a varias personalidades políticas y religiosas que habían enviado para comprobar su cordura. Finalmente le creyeron. Van Leeuwenhoek nunca escribió un libro, comunicó todos sus descubrimientos mediante cientos de cartas a la Royal Society. Estas incluyeron descripciones de células sanguíneas, la confirmación de que la sangre viaja a través de capilares, y la observación de células moviéndose en esperma humano, que ayudó a refutar la teoría de la generación espontánea. La ciencia nunca se vería con los mismos ojos.

6 thoughts on “Leeuwenhoek and Microscopic Life”

  1. And where was van Leeuwenhoek from? Nowhere?
    He was Dutch living in Delft the Netherlands. His friend Christiaan Huygens developed the telescope and was the first to discover Titan, explain Saturns rings and draw the first sketch of Mars. Huygens also invented the pendulum clock. We all have one at home.

    One of the optical devices Cornelius Drebbel invented when he was working for the Duke of Buckingham was the compound microscope. The device appeared in Europe around 1620 with the earliest account being Dutch ambassador Willem Boreel's 1619 visit to London where he saw a compound microscope in Drebbel's possession, described as an instrument about eighteen inches long, two inches in diameter, and supported on 3 brass dolphins. In 1621 Drebbel had a compound microscope with two convex lenses. Several of his contemporaries, including Christiaan Huygens, credited the invention of the compound microscope to Drebbel. Drebbel was born in Alkmaar in the Dutch republic and died in 1633. He also invented the submarine.

    Hooke was not the first, Drebbel was. There are ancient texts, descriptions and books that Drebbel invented a microscope 45 years before Hooke in 1620. That is a human lifetime. Drebbel lived a great part of his life in London. He died there as well.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *